Marilyn Monroe, mi pequeño homenaje