A estas alturas a quién no le suena el término “contouring“, más o menos traducido como contorneando. Pues detrás de él ya se manejan otros: “baking”, “strobing” o “tontouring” (por cierto, mal nombre para ser usado en medio del castellano). Excepto éste último que es de relativa nueva creación (de Marissa Carter), todo lo anterior ya está inventado desde hace mucho. Tiene un nombre: Correcciones sobre Visagismo. Y si algo pretende el Visagismo es el estudio individual de cada rostro, individual, porque cada rostro es único. Y yo me pregunto irremediablemente, ¿todas las mujeres del mundo tenéis que ser maquilladas de la misma manera? Rotundamente, no. Voy a explicarme, no os enfadéis conmigo.

tumblr_l265y3xNdq1qbilh4o1_r1_500

Continue reading »

Vuestra vida es solo vuestra

Tenía pensado hablaros de maquillaje, hace mucho que no escribo, os debo mucho y las ideas se amontonan en mi cabeza pidiendo sitio. Pero ya me conocéis. Ya sabéis que cuando algo me molesta en la garganta, tiro pinceles y abordo teclas, porque tengo que contarlo. No pretendo conseguir nada, puede que aclarar mi mente o, simplemente, recuperar el apetito.

4d29d031237a01174e39b3e13a1a9eb7

Continue reading »

El pasado 23 de marzo, tuve en mis manos el trabajo de maquillaje y peluquería para el shooting “Back to Classics”. Hoy tengo el tiempo y las palabras para contaros todo. Puede que la idea naciese de esas imágenes que todos llevamos grabadas en la retina, que por su belleza imperturbable no entienden del paso del tiempo. Puede que, en un mundo siempre cambiante, venga bien un hermoso yate al que subirse, anclado en la feminidad y el refinamiento. O simplemente, nos apeteciese dar opciones para vestir y engalanar a una Novia, y conseguir que ese día se sintiera especial, como nunca antes, como merece toda mujer el día de su Boda. Y la protagonista no fue una modelo experimentada, sino una mujer adorable, de mirada chispeante y alegría contagiosa (mil gracias Beatriz por tu paciencia infinita y tu generosidad).

Cuatro estilismos. Tocados, turbantes, joyas, zapatos, velas, dulces… Cuatro escenarios diferentes con un solo objetivo, la belleza sin estridencias ni mentiras.

Vamos con el primero. Dominar la larga melena de Beatriz no iba a ser tarea fácil. Un falso bob, con ondas al agua y un original tocado-joya cosido a su pelo. El maquillaje, años 20, pero adaptado a ella, con el labio en tono subido, por supuesto, que el carmín se inventó para dejar marca, como los tacones para dejar huella. Y ella, pisó con garbo, luciendo la bella cola del primer vestido.

javierquintela28 Continue reading »

Pues, hermosas damas, vuestros deseos son órdenes para mí. Así que, sin más demora, aquí os dejo con mi RUTINA FACIAL NOCTURNA ACTUALIZADA. Si bien hay productos a los que sigo fiel, ha habido nuevas incorporaciones, bien por descubrimiento o por nuevas necesidades de la piel.

Lo primero que os cuento es algo que siempre repito cuando hablo de cuidados nocturnos de la piel, y tiene que ver con lo que se conoce como LIMPIEZA EN DOS FASES o LIMPIEZA BIFÁSICA. ¿Qué es? Simple, desmaquillarse es una cosa, limpiarse es otra. Eliminar los productos añadidos a la piel desde el exterior es una cosa, y los que la propia piel produce desde el interior es otra. Es decir, necesitamos dos fases para obtener una piel de verdad limpia, no limpia a medias. Es algo fundamental si queremos una piel equilibrada, sana y bonita. Manos a la obra:

limpieza

DESMAQUILLADO Y LIMPIEZA Continue reading »

Si ellos pueden, yo también

Llega un momento en la vida en el que el paso del tiempo se muestra, a su manera, pero llega para quedarse. Ante sus efectos, básicamente caben dos opciones, el camuflaje o la aceptación.

En mi caso el tiempo decidió, algo más temprano que tarde, cubrir de blanco mi cabeza. Tengo 42 años y el 90% del pelo cano. Además crece a un ritmo acelerado, lo que me conduce (mejor dicho, conducía), a recurrir al tinte cada 20 días como mucho, cuidando ya la forma de peinarme para que no se viese la raíz. Obviamente incómodo, molesto, poco estético y, últimamente, hasta ridículo. Y me cansé.

Me cansé de pelearme contra mi misma cada mes de mi vida desde hacía ya no se cuántos años. Me cansé de pensar que no tenía otra opción que teñirme las canas, porque una mujer no tiene el pelo blanco, solo las ancianas lo tienen, mejor dicho, las ancianas y Richard Gere. Ellos si pueden tener el pelo blanco, son más interesantes incluso, yo, simplemente, soy vieja. Aquí opto por reírme, si reírme de unos parámetros que miden el atractivo por el color del cabello, es banal, es triste, hasta aburrido, incluso. Yo solo quería tener la opción de poder elegir sin sentirme presionada por esta sociedad que hemos construido a golpe de mentiras y photoshop. Tomar una decisión en base a una sola premisa, a un único aspecto, yo. La única opinión que tiene que importar es la mía. A la única persona a la que tengo que gustar es a mi. No son mantras que esté repitiendo para creer en ellos, solo pretendo mostraros un poco el camino interior que he seguido hasta llegar a la decisión de NO TEÑIRME MÁS. Continue reading »