La inolvidable Boda de Natalia e Iván

La inolvidable Boda de Natalia e Iván.

«…Te he imaginado de mil maneras, en realidad no importa cuántas, eres tú en todas ellas. Eres sol, eres alma, eres sonrisa, eres vida. Eres mi mitad. Esa es mi verdad. Y no me siento menos, por declarar en voz alta que tú me haces más. Lejos de tener miedo, me crezco y me vuelvo valiente, capaz. A veces imagino que soy un armario, lleno de cajones largo tiempo cerrados. Un viejo mueble acostumbrado. Pero llegaste tú y me abriste sin preguntar, de par en par, descubriendo rincones que hasta yo ignoraba. Y todo empezó a tener sentido. Porque entiendes mis manías, porque sabes mis secretos, porque escuchas mis silencios, porque me miras de verdad, porque no tienes miedo, porque le devuelves el color a mis cielos, porque tiñes de alegría cada uno de mis pensamientos, porque eres mi mitad, esto ya te lo dije, pero lo digo de nuevo. Creo que ahora toca decir lo más cierto, toca decir que te quiero. Y va en serio. No es una frase, es un sentimiento. Es una forma de ver la vida, un cristal de aumento, que me deja caminar a pasos de gigante en este mundo que se me queda pequeño, pequeño para andarlo a tu lado, para venerar cada uno de tus pasos.

Esos pasos que hoy nos conducen hacia una promesa, estamos aquí porque queremos. Esto también te lo he dicho, pero por si acaso lo digo de nuevo, soy feliz, hasta donde se puede y un poco más. No se que más puedo pedir, tan solo se me ocurre un único deseo, que se detenga el tiempo. Aquí, ahora, juntos, de la mano, nos miramos y hablamos sin hablarnos.

Siento el estómago alborotado, no es nada, solo la alegría que se abre paso. Y no puedo imaginarme nada más. Solo se que me quiero quedar, entre risas, ilusiones, burbujas de champan y pétalos de flores, entre música de baile, voces de amigos, infinitos tacones. Quiero quedarme en tu mirada, quiero quedarme en tu garganta, dónde habitan nuestras promesas, quiero vivir sobre tu pecho, quiero despertar entre tu pelo.

Si, que se detenga el tiempo. Para bailar sin pensar en nada más, porque nada más importa, en realidad. Tú, yo y el momento. Tú, yo y nuestro “si quiero”. Y un “para siempre”, verdadero…»

Eva Villamar Maquilladora que escribe

 

Natalia e Iván se casaron este 2019 en Finca Montesqueiro, después de celebrar una emotiva Ceremonia Religiosa en la Iglesia de Santiago, en la Ciudad Vieja de Coruña. Una preciosa Boda para una preciosa pareja a la que adoro, porque son increíbles. Chicos, sois increíbles.

Natalia, como agradecerte tus mil sonrisas, tu delicadeza, tu confianza. Dejarme pasar a este rincón de tu vida, entre tus ilusiones, tus fantásticos padres, cada detalle, porque eres todo detalle. Encontramos tu moño, tu cuello y esa joya de corona hicieron el resto. Tu hermoso rostro me susurró su maquillaje y yo me limité a seguir tus rasgos, porque eres preciosa.

Gracias por tantos momentos que hemos compartido y, gracias, porque los seguimos compartiendo.  Te adoro!! Os adoro!! No tengo la menor duda de que seréis felices, porque no hace falta más que veros un segundo, esas cosas se notan, cuando una pareja encaja, se nota. ¡¡Gracias infinitas!!

Cuidamos de ellos:

Eva Villamar

2 comentarios en “La inolvidable Boda de Natalia e Iván”

  1. Natalia (la afortunada novia ;))

    Eva! No puede ser TODO más bonito! Me he emocionado por todo tu cariño, es precioso el texto y las palabras que nos has escrito, que bonita forma de revivir la boda, y con unas fotos geniales! Me encanta! Todo fue perfecto! y sin duda GRACIAS!
    Una gran suerte tenerte ese día y seguir teniéndote, porque no hay mejores manos y consejos y encima siempre con tu cariño y compañía inmejorables, sabes que has ganado sin duda una admiradora, clienta y amiga! 😉 Un beso enorme para la LA MEJOR! Muak!

    1. Gracias bonita mujer! Qué suerte la mía, siempre lo pienso cuando personas como tú se cruzan en mi camino, mi trabajo es maravilloso. Eres increíble!! Besazos!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.