Slow Wedding (1ª parte) – La mirada de Axia

Cuando mi queridísima Gimena, Gimena Berenguer, llama, yo simplemente voy. Hace tiempo que me he rendido a su talento y a su creatividad, porque su manera de sentir la fotografía va más allá de tecnicismos o tendencias. Ella es una artista y ya está. No solo visualiza la fotografía que se está fraguando en un instante preciso, sino que percibe cada detalle, su cabeza ya ha pensado en todo. Sin perder la sonrisa, sin dejar de vigilar, con esa deliciosa inquietud que siempre la acompaña, atrapa el gesto y la mirada sin pedir pose alguna.

La idea era fantástica: contar, como sabemos, como queremos, una Boda. Sinceramente, y lo veréis en cada fotografía, sería sesgar injustamente el resultado de este trabajo encasillándolo únicamente como Fotografía de Bodas. Porque es demasiado maravilloso, creado para ser visto y enseñado, creado para seducir. Y si hablamos de seducción tenemos que hablar de ella, Axia. En palabras de la propia Gimena “¡menudo descubrimiento!”

He de reconocer que yo, a pesar de conocerla, de saber de lo especiales de sus rasgos, de su potente personalidad, me quedé atónita viendo como las cámaras se rendían ante una mirada que lejos de apartarse temerosa estaba lista para entregarlo todo y más. Pocas veces un retrato funciona con una mirada tan directa. Imágenes llenas de potencia, de fuerza, todas ellas. Porque ella es así, simplemente magnífica.

El sí de Axia al proyecto puso mi mente en funcionamiento. Sabía de sus tatuajes, de su sonrisa pícara, de su magnetismo. Y, como si de una de mis Novias se tratase, comencé a pensar en un peinado y un maquillaje acordes a su propio estilo. En la preciosa tienda de Boüret en Coruña, elegimos juntas El Vestido, un delicioso despliegue de tules con un bajo vestido que ya era una pieza increíble en sí mismo. Y con ese cuerpo empezamos a jugar, Gimena tomo la cámara, Sito de Cinemapara2 se ocupaba del vídeo, para limitarse a seguir los pasos de Axia, mientras poco a poco se descubría coqueta y conquistaba por completo el espacio. Ese espacio, el estudio de Gimena, transformado en un lugar perfecto para una Boda íntima y cosmopolita.

Imaginamos que podría ser una Novia que dudase entre recoger su cabello o llevarlo suelto, entre un vestido con escotes por todas partes o uno más atemporal. Jugamos a la verdad. Con un tocado para cada ocasión. Con un maquillaje diferente. Axia se divertía, se metía en el papel. Las cámaras se colaban sin ser vistas, y yo a mis pinceles y mis cepillos. Mientras El Vestido, esperaba colgado, el espectacular ramo de La Florería descansaba entre mimos de agua, junto a sus zapatos… la situación real de una Novia de verdad.

Una Novia de verdad (veréis al Novio en un segundo post que ya estoy preparando). Eso significa ser tú misma. No esconderte, no disfrazarte, no renunciar. Nunca se sabe lo que sucederá tras la Ceremonia, pero ese día nadie te lo podrá robar de tu memoria. Tienes que reconocerte en el espejo. Tienes que ser tú misma. Mientras probábamos vestidos Axia me decía bajito: “se me ven los tatuajes”, con cierta preocupación, pero yo ya me había enamorado de ellos por una sencilla razón, estaban en su piel, como lo pueden estar en la tuya. Son las marcas que la vida va dejando a su paso, como una cicatriz, como una mancha, como un recuerdo. Huellas del camino que los días han recorrido contigo sobre ellos, no puedes ni debes renunciar a ser quién eres en realidad. Y tus fotografías de Boda tienen que contarte, tienen que sentirte y hablar de ti, ahora y cuando vuelvas a ellas con el paso de los años. Una Boda bien construida es como el buen vino, gana con los años. Gimena sabe hacerlo.

Os contaré más, mucho más, porque quiero hablaros de todos los que allí estuvimos, y enseñaros más imágenes increíbles, incluido el vídeo de Cinemapara2. Pero Axia merecía un lugar especial, que nadie se me enfade, pero al final terminó sucediendo como en cualquier Boda, el protagonismo y la expectación mayores son para ella, para la Novia. Para Axia. Gracias hermosa mujer.

Eva VillamarMaquilladora Profesional

Equipo (mil gracias!!)

Eva Villamar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.