UN DÍA ENTRE COMPAÑEROS Y BODAS (1ª parte)

Siempre nos vemos trabajando, lo cual es fantástico, por la simple razón de que nuestro trabajo es una gran pasión, y compartir esa pasión con una pareja de Novios en común es, sencillamente, estupendo. Nos vemos y nos llevamos bien. Boda a Boda nos vamos comprendiendo mejor, encontrando mejor los espacios que cada uno necesita, los momentos que requiere, lo que gusta y lo que no. Porque de lo que se trata al final es de que esa Boda salga perfecta. Y este año hemos tenido la gran fortuna de trabajar mucho, de vernos mucho, pero siempre trabajando. Me estoy dando cuenta de que no os he contado de quienes estoy hablando. Como maquilladora y peinadora (digamos así) coincido con lo que para mí son mis compañeros de trabajo: fotografía, vídeo, decoración, flores, vestido, tocado, organización,… y un largo etcétera de profesionales con los que se comparten unos instantes en un día y poco más. Pasada la Boda mis Novias me cuentan, sonrientes a más no poder, que todo salió mucho mejor de lo que esperaban, que no hubo nervios, al contrario, risas y alegrías fueron las reinas de la fiesta. Que fue genial ver como todo fluía y encajaba a la perfección sin esfuerzo. Así es, así sucede cuando a golpe de una simple mirada te entiendes con tus compañeros que, temporada a temporada, se van convirtiendo en algo más.

El pasado domingo 25 de noviembre tuvo lugar el Wedding Showroom Aire Atlántico en mi ciudad, Coruña. He de reconocer que no acudo a este tipo de eventos, es más, hacía muchos años que no estaba en uno. Pero empecé a escuchar nombres, nombres de compañeros (me niego a usar la palabra proveedores), de personas geniales con las que había compartido varias Bodas este año y otros pasados. Y, a pesar de solo poder estar el domingo, de llegar de Roma y no tener ni tiempo de preparar mi espacio, me lancé. Simplemente, me apetecía muchísimo compartir espacio con toda esa gente increíble, lejos de la tensión que supone una Boda, porque aunque lo estemos disimulando constantemente (es parte de nuestro trabajo), una Boda es tensión, no hay ensayos, todo tiene que salir bien. Y supongo que tenía ganas de disfrutar sin reloj, de hablar, de conocer, de estar. Vamos abriendo boca con el genial vídeo de Cinemapara2 (Sito, eres… mucho!)

El resultado, aquí os muestro parte, porque habrá más, habla por sí solo. Una vez hube finalizado maquillaje y peinado de Marta (mi preciosa modelo), confieso que lo hice a toda máquina para poder disfrutar de la luz natural el mayor tiempo posible, procedí a vestirla, como lo haría con una de mis Novias reales. Pero ya antes, fotografía y vídeo habían estado pululando por todas partes. Lo dicho, tocaba vestirla, y allí estaba la maravillosa wedding planner y hada madrina Frida Kiwi custodiando las maravillas de diseños de Sara Lage. Teníamos entre manos a una Novia maravillosa, prueba de ello es la de vueltas que están dando por las redes varias de estas fotografías, no es para menos. A partir de ahí dejé a Marta en manos de objetivos expertos para que la magia de los grandes Mauricio Rubal (cuyas fotos veréis hoy) y Oscar Companioni obraran su milagro, en compañía del vídeo, siempre genial, de quién sino, Sito de Cinemapara2.

Ese primer vestido dio para mucho, pero queríamos más. “Sara, ¿puedo usar otro vestido? / Lo que quieras!”. Directa a por un dos piezas de ensueño, cambiar a velocidad de vértigo el peinado y subir los labios de tono. Las artistas de Taller & Co, habían preparado un rincón de ensueño, como solo ellas saben hacer, y, cuando la luz del sol ya se había escondido, ese invernadero resultó perfecto. Mi preciosa Marta lucía increíble con ese segundo vestido de esta mujer todo talento que es Sara Lage, acompañado por unos pendientes increíbles de BdBlanche. Y más magia, simplemente había que hacerse a un lado y disfrutar del placer de verlos trabajar, dando vida a nuestra Novia, entre risas y un ambiente fantástico de esos que calientan la vida. Aquí está esta maravilla:

Y termino con esta imagen (me van a matar…), pero es que cuando la risa me cierra tanto los ojos que casi no se me ven, es que esa risa llega desde muy adentro, llega de verdad. Y estos tres grandes consiguieron robarme ese tipo de risa, de la que no se olvida, de la de verdad (Oscar, Mauricio -autor, por eso no aparece- y Sito, de verdad, sois increíbles, me faltan palabras).

Agradecimientos (si, más, nunca son bastantes):

Gracias a todos, a todas. Parece que me olvido de las parejas de Novios que se acercaron para conocer mi trabajo, de esas personas estupendas (algunas ya mis Novias de 2019) que son la razón de todo esto. Pero nada más lejos de la realidad, al contrario, tengo que daros las Gracias por permitirme vivir feliz, trabajando en algo que me alimenta el alma, no me cansaré de decirlo. Mis Novias…

Y, por supuesto, gracias a ti, bonita, Sara Lage, por confiar en que esa Novia que yo tenía en mi cabeza encajaría con tus diseños, por confiar y ser tan generosa y tan cercana (te debo un abrazo).

Me pasaría la vida dando las gracias, me parece muy importante, porque solos, en un rincón, aunque ese rincón sea precioso, solos, no somos nada. Juntos mejor, siempre.

Eva Villamar – Maquilladora Profesional y mujer agradecida

 

Y todos los que estuvimos y compartimos espacio fuimos: Le Boisson Cóctel Bar, Taller & Co, Josmaga Catering, BdBlanche, La Mejorana, Mauricio Rubal Fotografía, Eventoh!, Angelg Videógrafo, Integra es Iria Casteleiro, Mas Music, Luz Verde Eventos, Cuatrofotos Fotomatón, Mökki Eventos, A2 Gráfica, Cinemapara2, Sara Lage, DJ Dani, Frida Kiwi, Félix de Martin, Eva Villamar, Boquerón a Feira, Oscar Companioni, Javier Quintela Atelier, Sweetsoul Coctelería, La Florería y Verdelar. BESOS!

Eva Villamar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.