La Boda de Cris y sus Hadas del Bosque

La Boda de Cris y sus Hadas del Bosque…

Las tierras gallegas albergan historias, algunas nuevas, otras más viejas. Todas ellas escondidas entre frondosos verdes y sabias piedras. Historias que se alimentan de las vidas de sus habitantes, dejando legados hermosos para los que vendrán más tarde a pasear, a escuchar. Escuchar las risas y carcajadas del tropel de Hadas que acompañaron a Cris el día de su Boda. Escuchar ecos de hermosos relatos de amor, como éste…

El Pazo de Sergude es verde, por todas partes. Luces que se cuelan entre las copas de los árboles para dar cobijo a la celebración. Un cielo de septiembre cómplice, permitió estar a gusto, permitió reír. Pero antes de seguir disfrutando del lugar y de las bellísimas fotografías de Oscar Companioni, tenemos que hablar de ella, de Cris. Supo dibujarse a si misma, en cada detalle. Sería la Novia, pero seguiría siendo ella misma. Silvia Cupeiro la entendió, siempre entiende. Su vestido sería un modelo ensamblado a la perfección, tres piezas que juntas parecían una sola, para descubrir que no era una falda lo que esta hermosa Novia lucía, que era un pantalón. Magnífica.

En aras de la elegancia que la caracteriza y la acompaña, porque la lleva siempre puesta, ella me pidió un maquillaje de acabado natural y un peinado en la misma línea. Poseedora de unos rasgos serenos, de una preciosa melena oscura, mi trabajo se convirtió en delicia. Terminamos el peinado con unas delicadas horquillas de BdBlanche. Un toque de luz, todo en su justa medida. Porque la naturalidad suele ser sinónimo de belleza, porque cuando no disfrazas y dejas que la Novia sea ella misma, simplemente, brilla.

Y Cris brilló, siempre acompañada de sus Hadas, lindas criaturas, ilusionadas y cómplices, se rendían ante una fiesta y un escenario que parecía sacado de un cuento. La decoración fue obra de Wonatti Wedding Design, y se fundió perfectamente con el entorno. Cuando una Boda se prepara con el detalle y el mimo que Cris y Yago la prepararon, todas las piezas terminan encajando y el día se transforma, poco a poco, en inolvidable.

Como inolvidable el momento de jugar con el ramo, ¿quién se queda con el Ramo? Un ramo como este, tan personal, creado especialmente para este Novia única, por De lirios, merecía su papel en la historia. Y qué mejor manera que jugar, jugar. porque todas esas Hadas querían ser ella, querían ser la Novia. Porque jugar a vivir un cuento también es hermoso… y muy divertido.

Y el día terminó como tocaba. Ellos. Los dos. El ajetreo de los meses previos había pasado. Los nervios se habían esfumado entre las verdes brumas. Quedaba lo más importante, quedaban los dos. Y ya solos y en silencio recordaban la razón, la razón de su encuentro y de esta hermosa celebración. Las ganas de compartirlo todo, de ser uno sin dejar de ser dos. Recordaban el mayor y más hermoso de los motivos, el Amor.

Eva Villamar

Gracias preciosa por permitir que me ocupase de tu maquillaje y de tu peinado en un día tan especial. Recuerdo tu voz, la luz de tus ojos, los mis detalles… realmente has tenido una Boda de cuento, porque no merecías menos. Y, como buen cuento que se precie, toca ser felices. Os deseo lo mejor!

Cuidamos de ellos:

  • Maquillaje y Peinado míos: Eva Villamar
  • Fotografía: Oscar Companioni
  • Vestido de Novia: Silvia Cupeiro
  • Horquillas: BdBlanche
  • Lugar: Pazo de Sergude con Boketé Catering & Wedding
  • Ramo: De lirios
  • Decoración: Wonatti Diseño de Eventos

Eva Villamar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.